Sus dueños lo vendieron por $20 dólares a un matadero. Al otro lado del mundo encuentra una familia

Los antiguos dueños de Willow, un poodle de 11 años, decidieron que era demasiado viejo para continuar cuidándolo y decidieron abandonarlo. Peor aún, lo vendieron a una granja donde se crían perros para luego ser sacrificados y vender su carne. Los dueños de Willow recibieron la triste suma de $20 dólares, cosa que deja en evidencia lo poco que les importaba.

Cuando Nami, de Save Korean Dogs, lo encontró en aquella granja, sabía que estaba frente a un amigo, y que una de sus amigas animalistas querría ayudarlo. Llamó a Heather Heath en Las Vegas, al otro lado del mundo, y le contó la triste historia de este poodle.

Save Korean Dogs
Save Korean Dogs

Willow estaba en muy mal estado. Aparte de su edad, estaba deprimido, sucio y desnutrido. Sus dientes se estaban pudriendo y cayéndose a pedazos. Su lengua tenía infecciones y sus orejas cortes.

“Mi amiga Nami está en el proceso de cerrar esta granja con 300 perros”, le dijo a The Dodo. “Me llamó y me dijo ‘tengo a este viejo y pequeño perrito. Probablemente nadie quiera adoptarlo. ¿Te lo puedo enviar?’. Me encantan los perros mayores, y Willow no era la excepción”.

Save Korean Dogs
Save Korean Dogs

Heath se ha mostrado en contra de la industria carnicera en Corea hace años. “Lo tenían encerrado en una jaula y mataban a otros perros en frente suyo, él sería el próximo y su familia lo dejó ahí a cambio de $20 dólares”.

Willow, junto a otro perro -a quien nombraron Nami- fueron rescatados y llevados a un veterinario en Corea del Sur. Tras un mes de cuidado y baños, ambos estaban lo suficientemente sanos y listos para viajar a su nuevo hogar en Estados Unidos.

Save Korean Dogs

Willow se robó el corazón de Heather. “Después de todo lo que le pasó, literalmente actuaba como si nada hubiese ocurrido”.

Con su pelaje nuevo y limpio y con más grasa que antes en su pequeño cuerpo, Willow se convirtió en el embajador de los perros sobrevivientes. Heath abrió un blog llamado “I am Willow” y una campaña a la que nombró “I Am Willow I Am Not Food”, donde recaudan fondos para que perros en la misma situación de Willow puedan viajar a donde sea que haya alguien dispuesto a darles un hogar.

Save Korean Dogs
Save Korean Dogs

Además el poodle ganó el premio a Hero Dog,  de la American Humane Society, por ayudar a su dueña a hablar de estos temas y demostrar que con amor todo se puede.

 

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN: http://www.upsocl.com/verde/sus-duenos-lo-vendieron-por-20-dolares-a-un-matadero-al-otro-lado-del-mundo-encuentra-una-familia/

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *