Así es el fenómeno de las fulguritas: Rocas de vidrio formadas por el impacto de un rayo en la arena

La madre naturaleza es la única capaz de regalarnos fenómenos como este. Se trata de rocas metamórficas, con forma de tubo y compuesta por sílice vitrificada. En muchas civilizaciones se creía que tenían propiedades mágicas. En Suecia, por ejemplo, se les conocía como mallas de Thor, por su relación con los rayos.

Las fulguritas son bastante especiales y poco comunes, formadas por el impacto entre un rayo y la arena. En menos de un segundo, se produce una fusión entre los granos, es decir, se funden a unos 4 mil grados celsius y dan paso a estas rocas de más de un metro de profundidad y hasta 15 de altura.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Puede llegar a un diámetro interior de 2 a 50 mm, con ramificaciones y formas diversas. Son como «cachos» saliendo de la arena, como una flor seca que brota desde la arena. 

Este tipo de fenómenos abunda en desiertos y dunas litorales, pero generalmente no llegan a concretar estas formas, resultando pequeñas rocas, que son identificadas por su apariencia vidriosa.

John Alan Elson

Dependiendo del color de la arena, será el color de estas fulguritas, pudiendo ir desde el tradicional amarillo pálido, hasta negro o verde. 

Son inmensamente frágiles, por lo que sacarlas de su lugar de origen es casi imposible. Se desarman al más mínimo contacto.

medioambiente.org

Las de arena de playa son las más comunes, respecto de las formadas en bosques y desiertos.

La primera vez que se documentó este bello fenómeno fue en 1706, en Alemania. Mientras más actividad de relámpagos, más probable es que se formen fulguritas.

medioambiente.org

No son de gran valor económico ni de museos, pero sí nos dejan con la boca abierta. 

Las fulguritas son una muestra más del poderío de nuestra madre naturaleza.

Publicado originalmente en http://www.upsocl.com/estilo-de-vida/asi-es-el-fenomeno-de-las-fulguritas-rocas-de-vidrio-formadas-por-el-impacto-de-un-rayo-en-la-arena/