La realidad de los donantes de órganos

Pocas acciones llegan a tener un impacto tan significativo en la vida de otra persona, como lo hace la donación de órganos. Ser donante es darle una segunda oportunidad a otra persona para vivir. Por eso, es importante masificar el llamado a considerar convertirse en donantes. Quizás es la única patología médica entre las enfermedades crónicas que dependen de un tercer agente.

El trasplante consiste en reemplazar un órgano vital o tejido enfermo sin posibilidad de recuperación, por otro sano. Este procedimiento es recomendable cuando no hay otra opción en caso de fallo de un órgano o tejido. Sin embargo, solo es posible gracias a la solidaridad de aquellas personas dispuestas a realizar este acto noble y desinteresado.

En Panamá, hasta la fecha, la Caja de Seguro Social ha realizado 835 trasplantes de riñón, alrededor de 72 de hígado, 3 de corazón, y 220 casos de trasplante de médula ósea.

La donación es posible gracias a la solidaridad de aquellas personas dispuestas a realizar este acto noble y desinteresado.

Tipos de donante

Existen varios tipos de donante: Los donantes fallecidos y aquellos que lo hacen en vida. En el primer caso, son aquellas personas que en vida expresaron su voluntad de donar todos o algunos de sus órganos y tejidos para que sean utilizados después de su muerte para un trasplante. En otro caso, los deudos de la persona fallecida también pueden autorizar esta acción.

Los donantes en vida pueden ser de dos tipos. Los donantes vivos relacionados donan hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad, en caso de que sus órganos o tejidos sean compatibles. El donante altruista por otra parte, es aquel que en vida dona un órgano a un receptor de la Lista de Espera Nacional. También existe el donante cruzado, que es aquella donación que se da en forma recíproca entre parejas no relacionadas.

Cabe resaltar que, según lo establecido por la Ley 3 del 8 de febrero de 2010, no se permite que las familias de los donantes fallecidos conozcan a los receptores y viceversa.

¿Cómo convertirse en donante?

Debe registrarse en el Registro Nacional de Donantes

El primer paso es expresarle a su familia su decisión de convertirse en donante, ya que ellos son quienes, en su debido tiempo, se harán cargo de respetar su voluntad. Por otra parte, debe registrarse en el Registro Nacional de Donantes, que es un archivo confidencial para las personas que quieren dejar constancia de su voluntad de ser donantes.

Mitos de la donación

Existe una falsa creencia de luego de la donación, estos no son capaces de vivir en óptimas condiciones.

Una verdad que debe darse a conocer, es sobre cómo es la calidad de vida de los donantes vivos, después de atravesar por este proceso. Existe una falsa creencia de que estos no son capaces de vivir en óptimas condiciones. Sin embargo, a nivel mundial, se ha demostrado el éxito de estos procedimientos, tanto para el paciente como para el donante.

Más allá de los cuidados que debe tener la postoperación y durante el proceso de recuperación, los donantes de órganos vuelven a tener una vida perfectamente normal, funcional y saludable, siguiendo las recomendaciones del médico.

Para más información sobre el trasplante de órganos, puede contactar a la Coordinación Nacional de Trasplante, al teléfono 503-3791, o a la Organización Panameña de trasplante al 527-4932.

Publicado originalmente en https://www.midiario.com/salud/la-realidad-de-los-donantes-de-organos/https://www.midiario.com/resizer/WtXIj1T9wIQtQxwe2RRYaH3g9G8=/arc-anglerfish-arc2-prod-corprensa.s3.amazonaws.com/public/PMMRV5PQ2REOBGAYPZHUTOZK6Q.jpg